Home » Fe » 3 Poderosas estrategias para fortalecer el hombre interior
3 Poderosas estrategias para fortalecer tu hombre interior

3 Poderosas estrategias para fortalecer el hombre interior

Last updated on junio 20th, 2024 at 01:33 am

El Señor en su palabra, nos invita a que abramos nuestros corazones con humildad para recibir sus preceptos y consejos. El libro de Efesios, capítulo 3:2 nos dice en adelante, para que habite Cristo en nuestros corazones.

Estrategias para fortalecer el hombre interior

A continuación te comparto los tres aspectos más importantes para fortalecer el hombre interior en ti

1. El llamado es por el poder de la Gracia del Señor y no por voluntad del hombre.

Dios es quien nos escoge, El es quien por su gracia nos llama y por su eterna voluntad nos ciñe de poder y gloria. 

El elige a lo más vil y menospreciado para avergonzar a los sabios de este mundo, es decir, en su absoluta voluntad decide a quien le servirá.

El poder de la gracia del Señor significa que por su gracia somos salvos por medio de la fe, que no proviene de nosotros porque es un don de Dios, no por las obras que hagamos, para nadie se glorie, porque somos dependientes de la voluntad del Señor y no de nuestras propias decisiones y desesos. 

Cuando somos llamados por el Padre, nada de lo que hagamos es por nuestras propias fuerzas sino por el poder del Espiritu Santo que mora en nosotros. Por eso es que, vivimos por la fuerza y la influencia del Espiritu en nuestras vidas quien desarrolla y fortalece nuestro hombre interior.

2. Tener firmeza en la fe de Jesucristo

La palabra de Dios nos dice, en el mundo podremos tener aflicciones, tristezas, revelaciones, contienda, decepciones, situaciones difíciles, pérdidas, pero de todas nos librara el Señor.

Con esa promesa en nuestro corazón nunca debe decaer la fe en Jesús. Debemos estar siempre firmes en la brecha, doblando rodillas, confiando y teniendo esperanzas en Dios. Esta es la verdadera causa por la que estamos caminando con Jesús.  

El Señor siempre nos dará la salida a todas nuestras dificultades, porque Él nos cuida. Y mientras bregamos en la fe de Cristo, Él no nos abandonará jamás.

3. La más importante para el Crecimiento: PEDID SIN CESAR.

El Señor desea nuestra madurez emocional y espiritual. Dios no hace acepción de personas, el no mira el parecer de alguien, sino el corazón.

Todos cometemos errores y muchas veces fallamos, pero el amor del Padre nos conforta y nos da descanso. No busquemos culpables ni nos castiguemos a nosotros mismos, sino más bien aprendamos de nuestros errores y avancemos en Dios. Ten presente que, en Dios, nuestros errores son victorias, porque nos enseña a madurar todo aquello débil y frágil que hay en nosotros.

Para levantarnos después de haber fallado, necesitamos de fortalecer nuestras emociones. Porque el que fortalece el hombre interior, hace crecer el poder de Dios en su vida.

Recuerda que nuestras emociones pueden engañan nuestro corazón. Por eso, debemos mantener una actitud enfocada en el Creador, sujetando nuestros pensamientos y sentimientos al poder del Espíritu.

Cuando logramos madurar nuestras emociones, la autoridad del Espíritu Santo empieza a obrar en nosotros, autoridad para hollar serpientes y escorpiones y para sujetar toda maquinación del enemigo y para afrontar cualquier dificultad, prueba y situación contraria.

Ante ello, exhortamos a las mujeres conforme nos ha revelado el Espíritu Santo, que cuidemos nuestras emociones y a los hombres sus deseos carnales, ambas cosas conducen a la debilidad espiritual.

Sepan que la madurez espiritual nos hace reprender todo espíritu inmundo que quiera venir a ocasionar desánimo, irá, depresión, pleitos, contiendas, muerte, seducción y deseos sexuales impuros, en vuestras vidas. Por ello, el señor Jesucristo nos pide que con nuestra actitud y confianza en su poder destruyamos toda obra del enemigo.

Si te gusto este artículo, también te puede interesar 7 Maneras de recibir las bendiciones de Dios en tu vida

Cinthia Noemí

Soy abogada y escritora, pero mi verdadera pasión es Jesucristo. Mi vida cambió en un avión cuando tuve un encuentro con Dios. Ahora tengo un llamado profético para la restauración, todo gracias al poder transformador de Dios.

Más artículos

Post navigation

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *